As três mães

O filme “L’Aimée” de Arnaud Desplechin versa sobre o tema das três mães que, no documentário, recupera os nomes das tias-avós e avó do realizador: Reine, Thérèse e Rose-Aimée.

No filme, Thérese, a irmã do meio que padece de tuberculose, constitui-se como a mãe oral de Robert (o pai do realizador) ao suspirar no leito de morte: «Alph…». Como num último canto de cisne, ela compõe o Alpha.

As três mães são analisadas por Deleuze, a propósito de Masoch:

«Las tres mujeres constituyen un orden simbólico en el cual o por el cual el padre está ya suprimido, suprimido desde siempre. (…) El masoquista vive el orden simbólico como inter–materno, y postula las condiciones bajo las cuales la madre se confunde, en este orden, con la ley. De ahí que, en el caso del masoquismo, no deba hablarse de una identificación con la madre. La madre no es en absoluto término de una identificación, sino condición del simbolismo a través del cual el masoquista se expresa. La triplicación de las madres ha expulsado literalmente al padre del universo masoquista. (…) A la denegación magnificadora de la madre («No, a la madre no le falta simbolicamente nada»), corresponde una denegación anuladora del padre («El padre no es nada», es decir, está privado de toda función simbólica). (…) Debemos entender que el padre, anulado en el orden simbólico, continuaba actuando sin embargo en el orden real o vivido. Lacan enunció una profunda ley según la cual lo que se cancela simbolicamente resurge en lo real en forma alucinatoria. (…) Sería totalmente equivocado confundir el fantasma que actúa en el orden simbólico con la alucinación en la que se expresa la revancha de lo vivido en el orden de lo real. (…) El retorno ofensivo de la imagen de padre marca el peligro, siempre presente, que amenaza desde el exterior al mundo masoquista (…). Pero ¿qué hace el masoquista para precaverse de ese retorno, tanto el de la realidad como el de la alucinación del retorno ofensivo del padre? El héroe masoquista tiene que valerse de un procedimiento complejo para proteger su mundo fantasmático y simbólico, y para conjurar los ataques alucinatorios de lo real (también podría hablarse de los ataques reales de la alucinación). Veremos que ese procedimiento existe en el masoquismo de manera constante: se trata del contrato establecido con la mujer y que, en un momento preciso y por un tiempo determinado, otorga a esta todos los derechos. Gracias al contrato, el masoquista conjura el peligro del padre e intenta garantizar la adecuación del orden real y la vivencia temporal al orden simbólico, donde el padre está anulado desde siempre. Gracias al contrato, es decir, gracias al más racional de los actos y al más definido en el tiempo, el masoquista alcanza las regiones más míticas y eternas, aquellas donde reinan las tres imágenes de madre. (…) El masoquismo es el arte del fantasma. El fantasma actúa sobre dos series, sobre dos límites, sobre dos «bordes»; entre ambos se instala una resonancia que constituye la verdadera vida del fantasma. El fantasma masoquista tiene por bordes simbólicos a la madre uterina y a la madre edípica: entre las dos, y de una a otra, la madre oral, el corazón del fantasma. El masoquista juega con estos extremos y los hace resonar en la madre oral. De este modo confiere a esta, a la madre buena, una amplitud que le hace rozar constantemente la imagen de sus rivales. La madre oral tiene que arrebatar a la madre uterina sus funciones hetaíricas (prostitución), así como a la madre edípica sus funciones sadizantes (castigo). (…) El masoquista vive en él la alianza de la madre oral con el hijo (…)».

– Deleuze, “Présentacion de Sacher-Masoch”, p. 68-73.

Anúncios

Deixe uma Resposta

Preencha os seus detalhes abaixo ou clique num ícone para iniciar sessão:

Logótipo da WordPress.com

Está a comentar usando a sua conta WordPress.com Terminar Sessão / Alterar )

Imagem do Twitter

Está a comentar usando a sua conta Twitter Terminar Sessão / Alterar )

Facebook photo

Está a comentar usando a sua conta Facebook Terminar Sessão / Alterar )

Google+ photo

Está a comentar usando a sua conta Google+ Terminar Sessão / Alterar )

Connecting to %s